Mejores plantas de interior para el otoño: cuidado y fertilización

Las mejores plantas de interior para otoño-invierno: cómo cuidarlas y fertilizarlas

El otoño es una época del año en la que disfrutamos de la vuelta a casa después de las vacaciones. Es un momento en el que debemos prestar especial atención a nuestras plantas de interior, ya que pueden sufrir por el cambio de temperaturas, la falta de luz o las calefacciones. Por eso, desde Jardinarium queremos darte algunos consejos para que puedas elegir las mejores plantas de interior, cómo cuidarlas y fertilizarlas correctamente.

¿Qué plantas de interior son las más adecuadas para el otoño-invierno?

Es importante elegir las plantas que mejor se ajusten a las condiciones de nuestra casa y a nuestras preferencias. Aquí te dejamos algunas sugerencias:

  • Cactus y suculentas: Estas plantas son ideales todo el año debido a su capacidad para almacenar agua en sus hojas y tallos. Son muy resistentes y requieren pocos cuidados. Solo necesitan una buena iluminación y un riego moderado cada 15 o 20 días.
  • Palmas de interior: Arecas y Kentias. Las palmas son excelentes opciones para el interior, ya que pueden tolerar altas temperaturas y ambientes secos. Necesitan una buena cantidad de luz indirecta y ser regadas regularmente, evitando encharcamientos. Además son muy elegantes y decorativas.
  • Helechos: Algunas variedades de helechos pueden prosperar en interiores durante todo el año. Son plantas que aportan frescura y elegancia al ambiente. Necesitan una ubicación sombreada y un riego frecuente, manteniendo el sustrato húmedo pero no empapado.
  • Ficus: El ficus es una planta muy popular y decorativa, que puede crecer hasta convertirse en un pequeño árbol. Es una planta que necesita mucha luz, pero no sol directo. El riego debe ser abundante en verano, pero sin dejar agua estancada en el plato. En otoño e invierno, riegos espaciados.
  • Pothos:  es una planta muy fácil de cuidar y adaptable. No hace falta que estés mucho por ella. Sus hojas verdes y brillantes añaden un toque de elegancia a cualquier espacio. Purifica el aire y elimina toxinas, así que, tenerla a tu lado va a ser una gran decisión.
  • Spatiphillium: una planta bonita y elegante que produce mucho oxígeno. ¡Un clásico de nuestros salones! Ayuda a purificar el aire y resulta muy decorativa. Riégala cuando veas que la tierra empieza a secarse.
  • Calathea: las hojas de la calatea son su principal atractivo, con patrones y colores variados como verde oscuro, verde claro, blanco, rosa, morado y plateado. Tienen formas alargadas, ovaladas o lanceoladas. Es muy decorativa y fácil de cuidar.

¿Cómo fertilizar las plantas de interior en otoño?

El fertilizante es un complemento que ayuda a las plantas a obtener los nutrientes que necesitan para su crecimiento y floración. En otoño, las plantas de interior suelen tener menos luz y demandan más alimento para mantener su vitalidad. Por eso, es conveniente aplicar un fertilizante adecuado para potenciar su desarrollo.

El tipo de fertilizante dependerá de las necesidades específicas de cada planta, pero en general se recomienda utilizar fertilizantes líquidos o granulados diseñados especialmente para plantas de interior. Estos fertilizantes contienen los elementos esenciales para las plantas, como nitrógeno, fósforo y potasio, así como otros micronutrientes.

La forma de aplicar el fertilizante también varía según el tipo de planta y el producto elegido, pero hay algunas pautas generales que se deben seguir:

  1. Diluir el fertilizante: Es importante seguir las instrucciones del fabricante para diluir el fertilizante en agua. Una concentración demasiado alta puede dañar las raíces de las plantas.
  2. Fertilizar en el momento adecuado: Lo ideal es fertilizar las plantas durante su período de crecimiento activo, que suele ser en primavera y verano. En invierno, las plantas suelen entrar en estado de reposo y necesitan menos nutrientes.
  3. No sobrefertilizar: Es mejor pecar por defecto que por exceso. Aplicar más fertilizante del necesario puede causar problemas como quemaduras, caída de hojas o flores o incluso la muerte de la planta.
  4. Considerar la frecuencia de aplicación: Cada planta tiene diferentes necesidades de fertilización. Algunas pueden necesitar ser fertilizadas semanalmente, mientras que otras solo una vez al mes. Es conveniente informarse sobre las características de cada planta y ajustar la frecuencia según ello.

Algunas posibles dudas

¿Qué plantas de interior son las más fáciles de cuidar?

Las plantas de interior más fáciles de cuidar en verano son aquellas que requieren pocos cuidados y que se adaptan bien al calor y la sequía. Algunas de ellas son los cactus, las suculentas, el aloe vera o la sanseviera.

Otras plantas muy fáciles de cuidar durante todo el año son: La Sansevieria, Pachira, Zamioculca y Beaucarnea. Todas ellas son plantas poco exigentes, que tienen pocos requisitos de agua y luz, se suelen adaptar bien en cualquier espacio, y resisten períodos largos sin riego.  La verdad es que es difícil resistirse a ellas porque nos lo ponen todo muy fácil y son realmente bonitas.

Los colores de las espadas de la Sanseviera alegran la vista, el porte escultural de la Beaucarnea, el brillo de las hojas de la Zamioculca, la elegancia del tronco trenzado de la Pachira …. Imaginatelas en macetas elegantes y tendrás un ambiente distinto en tu hogar ah, por cierto, también ayudan a purificar el aire.

¿Qué plantas florecen en otoño?

Algunas plantas que florecen en otoño son el ciclamen, la viola cornuta, el crisantemo, la dalia, las ericas y los aster.

Jardinarium logo

CENTROS DE JARDINERÍA Y DECORACIÓN

Jardinarium _ CCS de Jardineria S.L.

C, Camí de Can Calders, 8, 2º 1ª, 08173

Sant Cugat del Vallès, Barcelona

Teléfono: 932 54 01 67

Ir al contenido